A proposito del pederasta de los Maristas

Quiero aclarar desde el principio que no pretendo ni justificar, ni quitar un ápice de responsabilidad al pederasta confeso de los Maristas de Les Corts, y que soy muy consciente de que es muy fácil opinar desde la barrera cuando los hechos no te afectan personalmente. Tengo una hija de casi 5 años y si alguien la tocara probablemente desearía matar a esa persona con mis propias manos. A las víctimas les deseo el fin de su dolor y sufrimiento.

City of lost toys
City of lost toys por Todd Huffman CC BY 2.0

Dicho esto, es muy interesante leer la entrada en Evolución y neurociencias, de hace apenas un mes, Diferenciar maldad y enfermedad donde precisamente hace referencia, entre otras cosas, a la pedofilia.

Juzgamos estas conductas desde una perspectiva moral y les adjudicamos la maldad más absoluta cuando seguramente detrás de la mayoría de los casos hay biografías con antecedentes de abusos en la infancia o, como en este caso, familias desestructuradas, alcoholismo, abandono y una educación estricta. Esta persona estaba condenada desde su nacimiento a padecer desórdenes psiquiátricos, no ha tenido una sola oportunidad de tener una vida normal, es un enfermo. La maldad implica tener la opción de hacer el bien o el mal, y escoger el mal. Esta persona probablemente no tuvo opción en la vida. Es más, como se menciona en la entrada que he citado antes, cada vez hay más pruebas de que la atracción que sienten los pedófilos no se escoge.

Quizás si fuéramos capaces de tratar a estas personas como enfermas, eliminando el estigma que supone el que la sociedad los vea como monstruos y proponer tratamientos adecuados, tendrán la oportunidad de acogerse a estos tratamientos en cuanto se empezara a manifestar la atracción por los menores y así evitaríamos el sufrimiento de las víctimas y del enfermo.

Añadido el 05/06/2016:

De nuevo, una vida difícil en la infancia podría estar detrás de un crimen cometido por un adulto a un niño en el caso de Yeremi Vargas, Juan el Rubio, una infancia de abusos. De ocho hermanos y hermanas, 6 de ellos con problemas con el alcohol, la droga y la justicia.

Añadido el 08/12/2016:

Otra vez Paco Traver nos da a conocer el transfondo y el origen que hay detrás de las psicopatías y por que debemos evitar juzgar algunos delitos desde un perspectiva moral. El caso de Leon es estremecedor en el sentido de que no se dan abusos, violencia ni ninguno de los “sospechosos habituales” de las infancias difíciles, solo una mala decisión de una madre intelectualmente limitada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s